Libros para Principiantes "Libros fáciles para ideas importantes" (Clarín)   -   "Principiantes creo un género ideal para llegar a los jovenes" (Revista Viva)  -   "La historia en formato de comic" (La Nación)  -   "Integran en un marco teórico ideas dispersas" (Visión)   -   "Un punto de partida, no un punto de llegada, a los conocimientos" (Página12)  -   "Sintesis casi cinematográficas" (Noticias)  -   Viajes iniciáticos (Diario Perfil)  -  "The Para Principiantes concept has no equivalent on the market" (Buenos Aires Herald)  -  "Toda la serie es una maravilla, y útil sería que pensáramos seriamente en coleccionarla" (La Tribuna / Chile)  -
 


Libros por tema
Docentes



Relaciones con la prensa


Librerías donde encontrarnos


     
  Cómo ganar ejemplares
 
 

Nota del Editor:


Nos demoramos un mes más en leer todas las reseñas (45) que nos llegaron y otro mes en hacer la selección. Como explicamos por mail a quienes nos escribieron, reunimos las de los tres meses y elegimos tres (Lenin y la Revolución Rusa, de Facundo Gladstein; Psicoterapias, de Lisandro Chocobar; y Joyce, de Martin Papatolo); además elegimos dos a las que también les encontramos algo interesante (Kafka, de Juan Manuel López Baio y Existencialismo, de Cristian Camilo Vega).

A los cinco les pedimos que se comuniquen con nosotros para acordar la entrega de libros elegidos. También destacamos méritos en las reseñas de Antropología (Flavia), Kerouac (Juan Manuel Giménez Balde), Marxismo (Camilo Jofre), Gramsci (Joan Mellera), Castaneda (Valeria Etayo), Jesucristo (José Luis Sánchez), Ciberespacio (Emilio Palacios), Psicocoanálisis (Luis G. Hernández Prieto) y Gandhi (Mario Muralles).

Lejos estamos de los primeros meses después que lanzamos esta propuesta en que nos quejábamos por los textos recibidos.

Nuevamente, gracias por escribirnos (y gracias por leernos). Hasta los próximos meses.

Los Editores




reseñas de lectores


Lenin y la Revolución Rusa para principiantes
, escrito por Richard Appignanesi e ilustrado por Oscar Zárate.
Autor de la reseña: Facundo Gladstein

Más allá de toda ideología política, Lenin constituye un nuevo enfoque del pasado, el presente y el futuro de nuestra sociedad y por caracter transitivo del sistema económico-político actual.

Este enfoque se traduce en un nuevo contexto globalizador y netamente imperialista (como él lo definió) y es entendido de diferentes maneras por todos los sectores sociales de todas partes del mundo; que a su vez se ven todos reflejados en el ideal básico que construyeron él y todos sus contemporáneos(anarquistas, socialistas, comunistas, liberales progresistas, románticos modernos, etc.):"La sociedad comunal".

Sería ilógico y personalista situar en los hechos de la revolución de octubre los ideales de un solo hombre, teniendo en cuenta que el mismo demostró lo contrario: son todas las personas, por acción o por omisión, quienes llevan acabo todos los procesos de la historia. Pero si tuviéramos que describir las ideas que Lenin aportó a su generación, nos referiríamos a igualdad social, socialismo político y comunismo económico. En lo referente a la organización política desde 1917 hasta su muerte, Lenin promovió los soviets(consejos obreros), la difusión del sistema y las ideas de la U.R.S.S., la unidad proletaria, la homogeneidad entre las clases sociales que se habían articulado durante el régimen zarista, una redistribución mas equitativa y práctica de los bienes económicos y el control de las una mayoría sobre los medios de producción.

Creo que su conclusión personal mas simple y la vez mas grande fue la frase con la que decidió finalizar su libro "El Estado y la Revolución": "Es mas interesante vivir la revolución que escribir sobre ella". Según mi observación la juventud actual ha tomado esta frase en pos de la praxis y no del pensamiento y la reflexión de todos los componentes teóricos que necesitan los cambios en nuestro sistema. Disímil de otros autores y activistas de su época, Lenin ,logró comprender que la praxis y la teoría son iguales en trascendencia y que una de ellas sin la otra carece de importancia.

A través de Lenin para Principiantes se observan cronológicamente los sucesos revolucionarios, la división de facciones y el crecimiento de la burocracia. Es de mi consideración destacar la calidad del autor en enfocar todas las aristas (errores y aciertos), que puede apreciar tanto de Lenin como de la revolución en sí. En términos del proceso revolucionario de octubre, el libro lo sitúa en el ámbito internacional (Ia Guerra Mundial, levantamientos en Europa Occidental, doctrinas económico-políticas y militares, repercusiones del sistema soviético, surgimiento del fascismo, fundación de organizaciones proletarias internacionales).

Para concluir, resulta necesario el análisis y posterior reflexión -por separado- de las ideas principales de Lenin y del autor y la comparación con otros texto, ideas y autores; para lograr un pensamiento propio como consecuencia de la lectura del libro.


Psicoterapias

Psicoterapias para principiantes, escrito por Julio Lo Bianco e ilustrado Eulogia Merle.
Autor de la reseña: Lisandro Chocobar

Es evidente la constante pugna que se manifiesta en este libro entre la visión diacrónica y sincrónica de una cuestión tan multifacética como es el modo de hacer psicoterapias. En Psicoterapias para Principiantes Julio Lo Bianco se ha esforzado en alternar con la mayor efectividad posible el desarrollo cronológico de la forma de ver las psicopatologías, y el estudio atemporal (es decir, objetivo) de este mismo arte.

Es a partir de Philipe Pinel cuando la psicoterapia se compromete a ser totalmente racional y contemplativa, sin los prejuicios y limitaciones que, a mi parecer, caracterizaron a la Edad Media. Entre las corrientes de la psicología que intentaron poner en duda al psicoanálisis, yo rescato particularmente a la Logoterapia de Viktor Frankl y a la Gestalt, además del incomprendido Wilhelm Reich.

Parece haber cierta rivalidad, o mejor dicho, cierta oposición, entre el enfoque gestáltico y el psicoanalítico. Fritz Perls afirma que este último no es una buena forma de hacer psicoterapia, a lo que yo respondería que la Gestalt, más que un método psicoterapéutico, es una forma de vida. La Gestalt trasciende la función histórica que cumple el psicoanálisis, pasando a un plano atemporal, una filosofía.

Personalmente, me he sentido inspirado por los hombres que desarrollaron sus teorías de una forma totalmente individual si influir ni ser influidos por nadie. Tal es el caso de Frankl y Reich. Por supuesto que cada pensador es sustancialmente afectado por las circunstancias sociales del tiempo en que vivieron, pero lo que lograron ellos dos es especialmente admirable, el primero de ellos sobreviviendo en Auschwitz, y el segundo pasando toda su vida en la persecución y la censura.

Regresando a la parte más bien sincrónica del libro. Supongo que todo lector se ha visto motivado con la clasificación de los trastornos de la personalidad. Creo que son bastante abarcadoras y la forma de describirlas ha sido muy didáctica y bien ilustrada. Es, pues, la dualidad entre sincronía y diacronía la que conviene tener en cuenta a la hora de pensar en la psicoterapia.



Joyce

Joyce para principiantes, escrito por David Norris e ilustrado por Carl Flint.
Autor de la reseña: Martin Papatolo


Resulta posible imaginar como Jorge Luis Borges sostuvo a lo largo de sus años, con cierta vanidad y acaso con justicia, su frase: “Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído”. Para James Joyce, en cambio, ese lema habría constituido una irreparable traición.

El volumen, que la serie Para principiantes dedicó a este genio literario, permite entrever algunos de los motivos que sugieren una comparación semejante. James Joyce fue acaso un artista profundo y apasionado por sus creaciones. Su obra magna, Ulises (publicada como libro en 1922), atravesó un periodo de gestación de ocho años y provoco tantos rechazos como fervorosos adeptos. El mismo autor confesó respecto de esta novela: “He metido tantos enigmas y rompecabezas que tendrá atareados a los profesores durante siglos discutiendo sobre lo que quise decir, y ese es el único modo de asegurarse la inmortalidad”.

El uso del mito griego le sirvió como estructura, La Odisea de Homero; muchos años después, mientras duraba el viaje en colectivo, un joven Cortazar urdió otra posibilidad para la leyenda del minotauro en su libro Los reyes. Borges, ese incansable lector, ya había sentenciado, en El oro de los tigres, una (¿nueva?) tesis cíclica: “Cuatro son las historias. Durante el tiempo que nos queda seguiremos narrándolas, transformadas”. (Con el riesgo de incluir en la serie un ejemplo “menos literario”, no resulta impreciso agregar el afamado éxito de una serie televisiva que se encargo de traer, entre nosotros, a los personajes del Conde de Montecristo) Sin sospechar de un anacronismo imposible podemos afirmar que Joyce se ocupo, justamente, de transformar la Odisea, para su propio siglo, y su amada Dublín. Se valió de elementos biográficos y de innumerables citas encubiertas de canciones, libros y poemas (únicamente para aquellas alusiones literarias existe un volumen de más de quinientas páginas: Weldon Thornton, Allussions in Ulysses, nuva York, 1973).

Joyce para principiantes logra su misión introductoria sin transformarse en una aburrida sucesión de fechas y acontecimientos. Cada dato biográfico, esencial para sumergirse en su obra, es puesto en escena con los recursos propios de la historietas o comics. De este modo, logran sus autores, David Norris y Carl Flint, no pocas veces, paisajes de un cargado sentido onírico. A modo de inversión, el autor que ejecuto, en el exilio, inolvidables personajes (Stephen Dedalus, Molly Bloom y Leopold Bloom, entre otros) es convertido en personaje de este relato que aborda su propia existencia. Si el Ulises es la minuciosa historia de un día en la vida, este volumen Para principiantes resulta ser la sintética, pero rica, historia de una vida que es posible leer en un día.



Reseñas ganadoras anteriores

Diciembre/06
Rodolfo Walsh para principiantes, enviada por Ramiro Bolaño.

Enero-Febrero/07
Surrealismo para principiantes, enviada por Caludio Famelli.


 
 
Libros para Principiantes es una serie de Editorial Era Naciente, producida y distribuida por Longseller